El 5 de agosto de 2013 mi vida dio un vuelco de 180 grados. Desde ese día la palabra Hija dejó de ser una etiqueta para convertirse en el aire que respiro.

***

"Todo va a estar bien" - repito como un mantra.
"Todo va a estar bien" como la síntesis de una fuerza que conmueve y excede las palabras; como una sensación de paz corriendo por las venas.

***

Cierro los ojos y los imagino tomados de la mano, caminando sin destino. El camino eterno, la odisea de los no-espacios. Ellos partieron, y a mí... a mí me toca quedarme. 
Del recuerdo, siluetas; de las siluetas, la luz... y de la luz un tatuaje invisible.

***

Digo: la diferencia entre cicatriz y tatuaje yace en que el tatuaje es una elección. Entonces, seguiré siendo Hija a pesar de las almohadas pasadas de siesta; a pesar de las sillas vacías y los perfumes vencidos. Seguiré siendo Hija a pesar de las caricias y los abrazos que quedaron anclados en las salas de espera; a pesar de las sirenas de ambulancia, de los post-operatorios, de las noches de guardia. Seguiré siendo Hija a pesar de las vasijas.

***

Viajaré al Mediterráneo para abandonar cuadernos; o tal vez regrese al Mar Adriático sólo para verlo atardecer; o quizás viaje en dirección al Océano Pacífico. Lo haré porque aún quedan regalos por abrir.
"Porque sueño" - repito como un mantra.

***

Tomaré todas las etiquetas y las arrojaré al fuego. Cremaré las etiquetas que otros han impuesto sobre mí. Velaré a la mujer que no seré: la académica, la esposa, la mujer que echa raíces. Seré del viento.

***

Dejaré de ser la Hija del Cambio en cuanto el libro llegue a sus manos.
Cambiaré de piel. Dispersaré mi primer viaje como alguna vez desperdigué el polvo de los huesos de mi padre entre mis dedos. En el azar encontrará su dirección.
"Todo va a estar bien, porque sueño" como el nacimiento de un nuevo mantra, como una forma de volver a respirar:


* 15 de abril de 2015. Mañana paso a retirar los ejemplares.


Imagen vía  Todas mis Palabras

- Hereje del calendario -
Dejaré que el día pose sus manos sobre mí.
Daré rienda suelta al color que se expulsa
de adentro hacia afuera:
la melodía nace desde el centro
luego de haber sido asimilada en las entrañas.
Prescribirán los relojes
y sólo utilizaré agujas 
para tallarme palabras sobre el cuerpo.
Dejaré que el día me resucite
en 10 canciones:


18 de marzo de 2015.-

Mamá,
Hoy es miércoles y el cielo se ve como alguna vez en Roma. Este lunes terminé de dar la confirmación para que nuestro viaje se convierta en ganas de vivir. Esta carta será sin 'puntos y aparte' para emular prolongación: aún me cuesta decir adiós. La casa destila luminosidad hasta de noche y sigo escuchando Sabina en las mañanas - poesía de desayuno. Todos los días te veo al mirarme en el espejo. Tu foto ha logrado congelarte caminando hacia algún lugar. Me gusta imaginar que es sin destino, algo así como yo, ahora. Daría lo que fuera por un abrazo tuyo. Sí. Que viajen todos los puntos seguidos de todas las ciudades y se conjuguen en un abrazo interminable, como los que me dabas cuando chica. Me diste la vida. Yo elijo dar a luz un pequeño tesoro, un viaje poético, para que quede registro de que alguna vez, en algún lugar, una madre se convirtió en la musa de su hija y le dio más que la vida, le dio su lugar en el mundo: un hogar de palabras sensibles. He logrado habitar(me) mamá, y por eso quiero agradecerte; porque eres parte de la esencia que me ha traído hasta mí. Hasta que nos volvamos a encontrar... Te ama, tu hija.



Imagen vía Todas mis Palabras
"El poeta soñaba un futuro más libre."
Ciento volando de catorce

Inspirada por una nota que compartí hace unos días, y por el libro de poemas que me acompaña en estos días de otoño (Ciento volando de catorce), pensé en seleccionar algunas de mis frases preferidas de Joaquín Sabina, frases de canciones que se transformaron en versos que llevo en la piel.

Hace 4 años atrás era inmune. Hace 4 años atrás aún no me había detenido a desmenuzar la poesía en la enlazada entre sus letras.

"Joaquín Sabina es cantante y poeta. Por ajustar más: no un cantante metido a poeta, sino un poeta metido a cantante. [...] 
Hay pocos espectáculos tan emocionantes como la complicidad vital que se da entre este peregrino de la noche que ajusta cuentas con el mundo, rebelde hasta el pliegue final de su conciencia, y una multitud decidida a corear sus carreras ante los tonos del tiempo, la muerte, las renuncias y los diversos disfraces de la policía. Una canción capaz de emocionar y de definir sentimentalmente la historia de tres generaciones es algo que debe tomarse muy en serio."
- Luis García Montero, prólogo de Ciento volando de catorce

***
Ahora bien, a continuación, algunas de las frases/citas de este cantautor que llevo conmigo, frases que no se traducen en exceso de equipaje, sino en poesía intravenosa, de esa que permanece con nosotros para siempre:

"Lo que yo quiero, corazón cobarde, es que mueras por mí." // Twittear frase

"Enamorarse un poco más de la cuenta, era una mala inversión." // Twittear frase

"Sabes mejor que yo que hasta los huesos sólo calan los besos que no has dado." // Twittear frase

"Mi manera de comprometerme fue darme a la fuga." // Twittear frase

"La vida no es un block cuadriculado sino una golondrina en movimiento." // Twittear frase
"Dicen que hay besos de esos que te los dan y resucitan a un muerto." // Twittear frase

"Si lo que quieres es vivir cien años vacúnate contra el azar." // Twittear frase

"Si miras atrás mañana es hoy." // Twittear frase

"Que ser valiente no salga tan caro, que ser cobarde no valga la pena." // Twittear frase

"Que el corazón no se pase de moda." // Twittear frase

"Que gane el quiero la guerra del puedo." // Twittear frase

"Si durmieras conmigo, dormirían menos tristes las palmas de mis manos…" // Twittear frase

"Aunque muera el verano y tenga prisa el invierno, la primavera sabe que la espero en Madrid." // Twittear frase

"Acuérdate de mí cuando me olvides, que allí donde no estés iré a buscarte." // Twittear frase

"El amor nunca elige con quién." // Twittear frase

"Cuando al punto final de los finales
no le siguen dos puntos suspensivos." // Twittear frase

"Estoy tratando de decirte que
me desespero de esperarte,
que no salgo a buscarte porque sé
que corro el riesgo de encontrarte." // Twittear frase

"Y si quieres también,
puedo ser tu trapecio y tu red,
tu adiós y tu ven,
tu manta y tu frío,
tu resaca, tu lunes, tu hastío…" // Twittear frase

"Y al contrario
y viceversa.
Y en la buena
y en la adversa.
Del derecho
y del revés,
tú primero, el mundo
después." // Twittear frase

"Y jugar por jugar,
sin tener que morir o matar
y vivir al revés,
que bailar es soñar con los pies." // Twittear frase


Imagen vía Todas mis Palabras

To pour: {verbo}
Verter. Diluviar. Llover a cántaros.

Conviví 5 días con París y fueron suficientes para que selláramos un pacto tan in-deleble como in-visible. Mis manos sobre los tallos de la torre, la arquitectura configurando instantáneas a futuro, mi boca besando la brisa con debilidad por las vocales: bonjour, merci, café au lait, pluie.

París es XY, le digo a R. París es noche y tardes de lluvia. Mapas no tradicionales. Feria de amor en los rincones. La sacristía del barullo eterno. París gris Garrel, Honoré y Sagnier. París, el Sena y yo: el triángulo amoroso.

Regalo providencial, dice Los Ojos al Cielo. París formula poemas de humo y seducción con sus callejones a la sombra; me mira a través de mi ventana Buenos-Aires-Viceversa y clama que regrese. 

Escribiré poemas en inglés y en francés austero, y los sembraré en cada puente; o no, transcribiré mi poemario y me despojaré de 79 secretos a la vez. Me regalaré un cielo de nostalgia. Los jardines coronarán mi estación preferida sobre un trono de vainilla y avellanas. Más tarde, los neones escaparán de las jaulas y me devorarán las pupilas; el jazz reemplazará el bourbon con aspiración intravenosa.

To pour:
París en verbo masculino. Llover una ciudad sobre la piel. Diluviar notas azules sobre lenguas al sur, o poemas de menta y Anaïs. Verter vértigo hacia adentro. 

Volcar(me). Dejar(me) caer.


El otoño me recibió con la dulzura de Tobias. He logrado disolverme en amores de papel y tinta corrida, derrapando miel sobre todo mi entorno. Una casa de luz, a pesar de la lluvia. Vapor de café, entre otras cosas.

El otoño me recibió con el susurro de las hojas por debajo de los pies. El viento sabe acariciar(me) sin complejos; es recíproco. 
Ayer por la noche encontré pétalos de rosa marchitos en un bolso que me recuerda que he de seguir soltando mapas.

En otoño haré dulce de palabras que dure todo el año y lo verteré en un frasco de luciérnagas. Me abrigaré con poemas de otros hemisferios y haré el amor con música-en-acústico. Éste es un viaje sin maletas. Éste es el viaje de una estación que durará toda la vida.


Escribiré una canción para el otoño...


Ha llegado el invierno a pesar de la cronología. Hoy es un día gris, un día de amor meteorológico. He comenzado a incubar una pequeña isla de invierno entre las manos, y ya no recuerdo la última vez que sentí una caricia de amor. Caricias que cruzan de un continente de silueta a otro como si fueran a quebrarnos el olvido; caricias transatlánticas.

***
N me ha tocado como ningún otro - repito para mí, quizás hasta de forma tóxica (gris-humo). Tal vez tenga razón. N también me ha enseñado que los grises no respetan temporadas. N ha sido, probablemente, el más insolente de los amantes que convivieron con mi piel.

***
El día ha cubierto su rostro para no dejarme ver. Hoy, sólo un manto gris que me inspira a escribir como si estuviera en pleno verano. Recordar a N: si continúo, el verano llegará antes de tiempo.

***
He aprendido a tejer poemas con las yemas de los dedos, he podido configurar una primavera para mí desde otras latitudes. Me he enamorado de ciudades-intemperie. 
Aún no he encontrado un hombre que se dibuje el corazón de adentro hacia afuera. Aún no ha venido el oleaje de satisfacción ni las palabras que saben besar en francés. 
Me niego al conformismo  - repito para mí, quizás hasta de forma cíclica (gris-invierno). Tal vez espere demasiado, pero hay algo que todavía no he aprendido:
a luchar contra mi naturaleza.

***
L me ha regalado la deriva 2009 en el medio del océano Pacífico. Aún recuerdo su sonrisa y su forma de mirarme. En la tinta de sus cartas oxidadas ha quedado sepultado un fragmento de mi debilidad. Mujer que ama, niña que llora un recuerdo de caricias a distancia: me he escindido y sin embargo he logrado rescatarme.

***
Todas mis historias del pasado suelen regresar por temporadas, insurgentes, como un gris que simula tempestad. Todas mis historias del pasado suelen teñirme las palabras, de tanto en tanto, de vez al mes... sin pedir permiso. 
Todas mis historias del pasado han sabido estrujarme las entrañas, cada una a su manera; pero hay algo que puedo asegurar:
de todos mis pasados insolentes, he aprendido. 

***
Escribiré mi propio diccionario del silencio en el que soledad sea tesoro. Silencio (a)dorado, sí. El silencio será luz que no sabe de estaciones.
Seré una nota de silencio que resguarda caricias para continentes a futuro. Seré silencio que sana para engendrar otro color: rojo-de-corazones musculares.






I.
Lo he decidido.
Escribiré en pretérito perfecto sin corrector de ortografía.
Escribiré para profanar un acento que no me pertenece.
Escribiré por necesidad de la sangre y el corazón, imperfecto-ultravenoso.


Lo he decidido.
No he de usar seudónimos.
Escribiré bajo mi nombre aunque mi nombre en ocasiones sea sinónimo de sombra.
Escribiré desde el antro de mi ser, desenterrando el lado oscuro de la luna con ímpetu animal.


Lo he decidido.
Develaré los secretos de mi almohada a través de la poesía.
Conjugaré los verbos como una forma de venganza hacia mi ciudad natal.
Me divorciaré de los pretextos, la prolijidad y las formalidades.


II.

He gestado un poemario digital.
Los viajes del viento,
Historias de amantes del amor,
Llévame contigo.


Renunciaré al último poema,
serán 79 invertidos unos con otros,
proclamando una nueva (o)posición,
como una convulsión de letras que reniegan de convencionalismos.


Escribiré cuando haga falta.
Escribiré para abandonar todo tipo de control.
Escribiré para exorcizar el corazón:
cada electrochoque ha de ser revolución.


III.

Pronto llegará el otoño.
Me esconderé y devendré al viento que acaricia.
Me volveré libro de páginas color hueso.
Decretaré mi propia ley:


como sea que sea,
en dónde sea que tenga que ser,
cuántas veces sea necesario.
Escribiré, y eso es lo que importa.


Lo he decidido...



Una nueva edición de Lollapalooza Argentina tendrá lugar en el Hipódromo de San Isidro este 21 y 22 de marzo. El line-up del festival reúne músicos del ámbito nacional e internacional, logrando incorporar distintos estilos musicales con beneficios exclusivos, como el que en esta ocasión estará brindando Roho Hair Boutique, referente en el mundo de la moda y la industria de la música, con una trayectoria de 21 años.

Roho estará presente con una innovadora peluquería móvil boutique que tendrá LCDs por espejos en cada estación. Cada uno de sus estilistas expertos en moda y tendencias brindará a todos los asistentes al festival un corte sin cargo como cortesía, para que disfruten del show con un look 100% renovado. 

Una vez más la música, la moda y las últimas tendencias dicen presente en uno de los festivales más reconocidos de los últimos años.

Compartiendo la premisa de Roho, e inspirada en el line-up del festival, armé una nueva playlist para musicalizar el ante-último viernes de marzo y adelantarnos a la experiencia de este fin de semana. Enjoy!


MIXTAPES VOL. 24: 
Los colores de la música...




Para + info:
Facebook/ Roho 
Twitter / Instagram @rohopeluqueria
"Hemos sabido encontrarnos", escribo en mi cuaderno. 
La tarde se me escapa de las manos tejiendo palabras de amor. O no, la tarde me atrapa, convirtiéndome en la víctima de una red tejida con mis propias manos, las mismas que han acariciado los brazos-Coliseo.
Busco enredarme en historias que se gestan en Argentina y abren sus capullos en otras latitudes.

***
No escribo para nadie. Ni para él ni para vos, ni para el primer hombre que pactó desencuentros al dar vuelta a la manzana. Tampoco para aquel que supo calarme la piel con su mirada de océano Pacífico. No. Ni para él ni para ellos, ni para vos.
"Hemos sabido encontrarnos", como un pasado a futuro, como la eminencia de las conjugaciones, el tiempo que aún no se ha inventado.

***
Hace días que no me siento a admirar el atardecer a través de la ventana. Hay un elemento de temor en ver el sol esconderse para cederle su lugar a la luna - luna mezquina, de ahora en más devorarás el día vestida en tus hábitos de frío. 
¿Por qué corre el sol, y hacia dónde? ... Sí, hacia otras latitudes.

***
"Transatlanticismo se ha convertido en el soundtrack de mi vida", digo hacia adentro, como si quisiera reafirmar lo inexorable. 
Transatlanticismo es una plegaria que nace de la necesidad de contacto: "te necesito más cerca."
Transatlanticismo es una dulce y melancólica solicitud de valentía: "vuelve a casa, vuelve a casa."
Cruzar un océano. 
Quebrar los relojes es cruzar un océano, y un viceversa sin listas de espera.

***
Una nueva canción ha salido a buscarme esta tarde, antes del ocaso. Un pedido de cercanía: "Tú eres mi viajera, mi pequeña viajera, lejos a través del mar." Quizás Ben tampoco escriba para nadie, pero ha sabido encontrarme; he sabido encontrarme en su canción-plegaria de necesidad de cercanía que hace eco desde otras latitudes. Historias que se gestan en Estados Unidos y abren sus capullos en Buenos Aires, Argentina.

***
Kintsugi es el arte japonés que recompone cerámicas y tiene por filosofía exponer las roturas y reparaciones, considerando que éstas forman parte de la historia del objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse, poniendo de manifiesto su transformación e historia.

***
"He sabido encontrarme." Quebraré los relojes y expondré mis cicatrices a la luz del sol, o de la luna, me es indiferente. 
Escribiré Kintsugi en la portada del libro con tinta invisible.
Daré luz a mi transformación generando mi propio ocaso con letras lejos a través del mar.
No corro hacia ningún lugar: escribo para cruzar el océano; escribo para estar cerca de mí (auto-plegaria).
Escribo para gestar mi propia latitud.


* coordenadas:



Buscar este blog

Cargando...

ENCUENTRA TU INSPIRACIÓN:

Facebook Twitter Google + Tumblr Instagram Youtube

SUSCRIBITE VÍA MAIL:

No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Walt Whitman

Licencia de Creative Commons
theindietrendy by Sol Iametti is licensed under a Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at www.theindietrendy.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.theindietrendy.com.