* the itch:
La poesía viene,
y fluye,
y aflora
como lava:
Ma mémoire sale dans son fleuve de boue.
La poesía pica.
La poesía me invade la piel.
Este sarpullido me ha quemado viva.


* the hunger:
escribiré en inglés
como una forma de devorar-me el pasado.
En algún lugar,
de algún rincón,
de algún sector del hogar que me vio crecer,
se encuentra una niña en cuclillas.
Ha estudiado inglés desde los 9 años
y lleva el cabello largo.
She's hungry for life,
she's hungry for meaning;
y aún no lo sabe.


* the thirst:
agua.
La poesía viene,
y fluye,
y aflora
como el agua.
La poesía, océano.
La poesía es un mar que con-tiene dos caras.
¿Cómo nombrar la geografía 
de hacer el amor con las ciudades?
Intento asir la luna en mis manos
desde una ciudad lejana de jazz 
y versos corrosivos.
La sed de nuevo,
viene,
y fluye,
y aflora.
La poesía me lava desnuda.


* the meaning:
Debía escribir sobre Selva,
he fallado.
¿Es acaso esto un manifiesto,
o una curación,
o un exorcismo?
Aún no lo sé,
tampoco la niña en cuclillas,
ni la hija de hace 5 años atrás,
ni la mujer que hoy escribe.
Nosotras convivimos
in this place, 
in this place, we've found meaning.
Con la poesía,
la lava,
el mar,
la música francesa
y el sexo en las esquinas.
We've found a meaning.
El trópico, la madre, la selva 
soy yo.


* Buenos Aires, June 28th, 11 am.



La semana ha sido mía.

Domingo.
El viento dulce entre los labios.
Caminar para comprar café debajo de la lluvia.
"Escríbelo todo, Sol."
¿Una epifanía,

Lunes.
Pulpa de tomate, pasta y vino tinto.
Café con leche y el calor de las tostadas.
La canción de la gotera de mi patio.
El perfume a suavizante sobre el acolchado.
He empapado mi sweater y mis medias;
no me importa.
Ha sido un día "a mano".
Es decir,
lo he labrado a conciencia.
Handmadetodo lo que nace de las manos es inequívoco 
- le escribía a Juan en el libro hace dos meses atrás -.
Siento el regreso a la forma natural.

Martes.
He desordenado el calendario.
"You'll know when you know" dice su padre;
y también el mío.
releo lo que escribo y carece de sentido,
menos las ciudades.
Ellas siempre sabrán donde encontrarme.
"Escríbelo todo, Sol.
Re-escribe el calendario."

Un espasmo a mitad de madrugada;
una voz y una frase que me devuelve a la vida:
Drop the glass.
Deja que las fichas encuentren su lugar.
Deja(te) caer.
Esta semana sólo ha durado tres días.


Imagen vía h-akanai.tumblr.com

Todo está gris 
afuera,
en Chacarita.
Voy de pie 
y las escenas se me escapan de las manos.
Los rieles terminan aquí,
en Chacarita;
también las cenizas.

Todo está gris 
en Chacarita.
El tren todavía no pasó,
y estoy de pie.
El 63 va medianamente lento,
y mientras la música,
el resto del mundo se apaga.

Todo está gris
en Chacarita,
pero los pinos
aún siguen con vida,
y yo.
El gris tiene su belleza,
rara vez se deja ver,
en Chacarita.
Las cenizas son grises,
también.

Todo está gris 
en Chacarita,
en mi ventana,
arriba de los rieles,
arriba de los rieles 
y los trenes sepultura.
'Lying there',
en Chacarita.

Todo está gris.
Y suena Elliot Smith.
Y sigue la vida;
y sigo con vida...
en Chacarita.



Imagen vía Sophie Calle


"El anhelo es de aire" dice M,
"la exhalación".
La revelación de los secretos
supone un Tsunami puertas adentro:
(para mí) todo lo que esté relacionado con el aire
implica nicotina, lava, muerte.

Mirar al costado es ver una silla vacía,
y el sábado por la mañana las lágrimas se han echado a rodar;
también los recuerdos:
en la infancia 
un diminutivo de luciérnaga inventado por mi padre,
el calor de las manos,
la sangre en y fuera de mí;
la menstruación y las venas también son verticales.
(para mí) ESTO es la tierra.

El desdoblamiento del cuerpo
desprendido de los mapas.
Entonces, el desdoblamiento en los recuerdos.
Elegir la memoria como una forma de viajar en el tiempo.
Permitirme ser débil, ser tosca, ser torpe en un mundo que no para de girar.
No llego, no puedo, no quiero moverme;
no ahora.
Ahora la lava que emerge de los nódulos
y la niña-cadáver.

Ahora una tarde azul en el rostro,
el alquitrán de la re-construcción después de mi propia guerra mundial.
- Es necesario.
Ahora el núcleo de la tierra (para mí),
el verbo presente:
miro fijo hacia adelante y mi percepción del mundo tiembla;
y aún hay alcohol en mis venas de la noche anterior,
y he bailado toda la noche como cuando era pequeña.
Mi forma de expectorar ha mutado del baile a la escritura.

"The secret call". Las terapias intensivas. "A broken Hallelujah".
La excomulgación de la nicotina en mis pulmones:
- Expectora Sol.
- Cáncer.
- ¡Dilo más fuerte!
- ¡CÁNCER!

El óvulo. El núcleo. El útero.
La posición fetal a los 28 años como una sanación.
El duelo es una re-construcción hacia el Este (para mí).
- El Tsunami de la muerte, mi pequeña luciérnaga.
Un viaje al centro de tu tierra y el tumulto de todas tus ciudades.
El desdoblamiento del cuerpo
como dos labios verticales que se abren para el mundo.
El tiempo y sus dos mujeres.
"Death will tear us apart".


Imagen vía jenmarkert.files.wordpress.com

***
Vertical Lips será dos poemas en uno;
una secuela que tomará significado a través de tus ojos:
el efecto, la continuación o quizás ambos,
como los jueves y los viernes.
La contraparte de este poema:

Me he inventado una voz para Virginia.
Todos los colores primarios se han juntado a tomar el té bajo el sol de otoño.

Leo a Carver y entiendo que hay un poco de mí en todo lo demás.
La delicia de la plaga:
La escritura.

Virginia y yo.
La muerte me ha partido al medio:
era otra mujer antes de perder a mi padre.

Vuelve Carver y yo aún escribo.
Todos mis muertos y yo:
los que escriben,
los que leen,
los que dan a luz y dan a vida.
También soy ellos y la delicia de la plaga.

Soy dos que viven, 
dos que escriben, 
dos que sienten.
La muerte y yo; 
y yo después de la muerte.

"Llevamos la conversación íntima. 
Dejar que el lector sea parte de nuestro mundo, disuelve el anonimato",
le escribo a Magalí.
Estos días fueron caos y la frase de un padre ajeno:
"cuando hay amor las distancias no existen"; 
por un segundo mi padre también estuvo ahí.
Carver escribe en 1986 sobre la vida de su padre.
También yo / So do I.
Y he nacido en ese año.

"Lo voy a doblar y colocar debajo de la almohada como un secreto."
Todo.
Lo escribiré todo.
Todos mis muertos y yo...
También soy ellos:
El brindis de la delicia de la plaga.


Sigo derramando lágrimas sobre el teclado.
Siento el temblor por debajo de los pies. 
La grieta.

***
Hablo con Carla y siento que también Marina y Magalí, aunque no estén en Buenos Aires. 
Hay algo que ya está dado. Hay una oleada que vemos venir. "Es como la calma antes del Tsunami" dice Carla la tarde anterior, luego de yo haber escrito un borrador sobre el Tsunami y los labios verticales. 
No sé explicar lo que (nos) sucede porque sería querer tapar el sol con el índice y no alcanza; las palabras no (me) alcanzan y hoy siento que eso, justamente eso, es parte de esta traslación.

***
Le escribo a Magalí.
Estoy llorando porque de todas las veces que leí a Luna nunca había leído estas exactas palabras. Estoy llorando porque ahora que recuerdo Marina también me envió un relato de París acordándose de mí.
Estoy llorando porque ella Luna, yo Sol y España en el medio. Y también las cicatrices. Lloro el desdoblamiento del cuerpo que parecía una locura y ayer fue más real. "Tu yo-cuántico te está dando las respuestas" me dice Nora
Hoy me encuentro en un relato de Luna, un relato de madre, un relato de meses.
Maga y la Luna como un faro que sabe a dónde iluminar.
The spotlight has been revealed.

***
El inglés ha regresado a mi vida.
Le escribo un poema al hombre que me tomó de la mano y cruzó la frontera natural de mis labios verticales. Lo pienso dulce.
'The block that got stuck in between'. Nos separan 100 metros, 10 años y una noche de verano.
Escribo: I've (b)eaten all verbs, baby.
He devorado los verbos y he decidido dejarme abatir por el presente.
Aún no sé si alguna vez me he enamorado.

***
Los cuatro elementos naturales,
los cuatro puntos cardinales,
el Mar de dos caras:
Mi cuna soy yo,
me dejo mecer por los hilos del mundo.

***
El desdoblamiento del cuerpo.
De la lengua.
Del deseo.
La grieta:
Creo que ya estoy del otro lado del Atlántico.



Imagen vía Eclectic Trends

Miércoles.
Ha comenzado la búsqueda.
Percibo dos mitades,
dos piernas abiertas,
cada una en distintos puntos cardinales,
al mismo tiempo.
Buenos Aires y París 
a 14 horas de cielo 
o a 5 minutos de perder la cordura.
Por momentos no distingo en dónde estoy.

Jueves.
Tomo la pequeña botella con vestigios de perfume.
El jazmín aflora 
como yo afloraba al sexo a los 17 años de edad.
La nostalgia de un país a la distancia
me ha enseñado una nueva forma de bipolaridad
en la que el 'quiero' y el 'puedo' 
van más allá de una letra de Sabina.

Viernes.
Me han regalado un reloj con la torre encapsulada
y me invento una señal:
el countdown ha comenzado.
París ha tocado a mi puerta cuatro veces en toda la semana.
He intentado ignorar su perfume perdiéndome en las luces de Florida
o en la dársena del puerto.
No he tenido éxito.

Sábado.
La temperatura se ha anclado en mis manos.
Con la proximidad del invierno mi sangre entra en receso, 
y esta vez lo que invento es una excusa:
escribo para salvar a mis manos de ser un miembro fantasma.
Escribo para partirme a la mitad
y ver si estoy madura.

Domingo.
Ha comenzado la búsqueda.
Percibo dos mitades,
dos piernas abiertas,
cada una en distintos puntos cardinales. 
La cápsula se ha roto 
y me he inventado otra señal:
el desdoblamiento del tiempo.


I.
El primer verso, el primer poeta y el primer poema.
Los pájaros, el sexo y una tarde de París.
"El otoño llegará antes de tiempo" - me digo a mí misma mirando al espejo.
Me crecen hojas en las manos y flores en el vientre.
Mis labios atinan a pronunciar la letra inicial: P,
pero antes de llegar al acento, me habré ido.

II.
El café en los labios y también Barcelona.
El regreso de un triángulo amoroso.
El desdoblamiento de los cuerpos.
También el sexo.
La devoción a los pájaros en la mañana (les he creado un culto):
Santa-Rita-de-los-pájaros.

III.
Una comunión de cenizas en los labios,
al igual que el café,
o la leche,
o el cáncer,
o los pechos que no darán alimento como una elección.
Entonces:
Un retoño, una flor, un viaje de papel.

IV.
En otoño también he perdido a mi abuela
y un árbol genealógico se ha hecho trizas.
Escribiré una carta para mí y la haré fuego
para precipitar mis propias cenizas en los labios.
La familia, la leche, el poema.
Ashes to ashes:
Ser la ceniza,
aún sin muerte.


***
Vertical Lips será dos poemas en uno;
una secuela que tomará significado a través de tus ojos:
el efecto, la continuación o quizás ambos,
como los jueves y los viernes.
La contraparte de este poema:

#THEHUNT.
Este viaje se ha dado como una cacería en la que todavía no sé quién es el perseguidor y quién es el perseguido.
Este viaje se ha dado como un duelo que no requiere filtros: he dado a luz un viaje para vaciarme, como los árboles despojan el verano a través de sus hojas - el invierno es sólo una nueva forma de nacer, la gestación absoluta de piernas hacia adentro -.
Este viaje se ha dado como un exorcismo, que en mí, no tiene antecedentes; una forma de vivir a la que aún no estoy acostumbrada. ¿Es posible tener un déjà vu de lo que aún no ha sucedido?
Estoy ausente: me he percibido en el mapa y hoy siento que puedo ser los cuatro puntos cardinales y también puedo ser nada. Digo: soy como el viento. Esto también es decir que soy como mi padre: las cenizas al aire una mañana en Paternal.
Este viaje se ha dado como una metáfora que cala hasta los huesos; la necesidad de detenerme en una esquina de Zapiola por no saber si estoy en Colegiales o junto al reloj astronómico de Praga.
¿Ha llegado la locura finalmente a mi vida? ¿Acaso soy la única que siente la tierra vibrar por debajo de sus pies? 
La traslación es en mí; yo me muevo con el mundo.
Entonces:
si lo escrito es locura,
si este viaje es locura,
si vibrar con el mundo es una forma de locura;
espero con ansias el ocaso de mi "normalidad".
Si esta persecución puede llevar(me) a la locura...
Toma. Quédate tú con tu "normalidad", te la regalo.


Imagen vía yellowtrace..com.au

***
Este será el primer post de un desafío que inicia hoy, 19 de junio de 2015 a las 3AM. La persecución de un viaje que se ha plantado en mi ventana como alguna vez un libro: una necesidad.
Estoy escribiendo en Buenos Aires, o no, quizás una parte mía esté escribiendo desde la costa Amalfitana. 
Supongo que las respuestas vendrán luego; o tal vez lleguen a destino en el lecho de mi muerte... (puede que prefiera lo segundo).

Me miro al espejo.
Toco mi rostro 
como una forma de familiarizarme conmigo.
Me miro al espejo de arriba hacia abajo,
me amigo conmigo.
Me miro las manos.
Mi esmalte de invierno 
delata un secreto:
tengo las manos de mi madre.

Escribo en mi cuaderno
con el mismo apuro 
que el de un niño que sale del colegio.
Mis palabras corren,
y sus pies.
Escribo en mi cuaderno como una niña
que lleva un diario íntimo,
pero este diario sin candados:
dejaré que los secretos salgan a la luz.
Entonces...
Tengo las manos de mi madre.

Me adentro en un túnel,
y todos los túneles me recuerdan a Francia.
Completo los espacios
imaginando señales en blanco y azul.
Adentrarme en un túnel 
es un viaje occidental a mi memoria.
El secreto de Francia conmigo 
es un secreto para el mundo;
y
tengo las manos de mi madre.

Tengo una fórmula para volver el tiempo atrás:
cerrar los ojos.
Entonces un viaje al oriente
cada vez que mis pestañas se contraen
como se contraen los músculos 
en un intento de asir el momento:
escribir y tomar fotografías
son el camino que he elegido
para convertir los instantes en poesía,
y la poesía en el secreto que florece en las ciudades.
Y el secreto en canción íntima.
Y en esta partitura
la poesía,
la memoria,
mi reflejo;
el invierno antes de tiempo
en la temperatura de mis manos.
En mis manos el secreto:
Tengo las manos de mi madre.



Imagen vía Pinterest

Buscar este blog

Cargando...

ENCUENTRA TU INSPIRACIÓN:

Facebook Twitter Google + Tumblr Instagram Youtube

SUSCRIBITE VÍA MAIL:

No dejes de creer que las palabras y las poesías sí pueden cambiar el mundo.
Walt Whitman

Licencia de Creative Commons
theindietrendy by Sol Iametti is licensed under a Creative Commons Atribución-SinDerivadas 3.0 Unported License.
Based on a work at www.theindietrendy.
Permissions beyond the scope of this license may be available at www.theindietrendy.com.